EntrEnsayos con Roberth Aramburo

Por: Danzavoces

El primer encuentro de Roberth Aramburo con el ballet sucedió cuando tenía 20 años. Entró por casualidad a una clase con Marta Ildiko Gómez en el Ballet de la Mar de Nueva Esparta y desde entonces se dedicó a bailar. Durante tres años se formó y luego se fue a Caracas con el fin de hacerse profesional de la danza. Hoy día es bailarín del Ballet Teresa Carreño.

Con el tiempo, Roberth incursionó en la creación coreográfica con propuestas más bien osadas. Su primera coreografía fue Canon de tres entre cuatro (ahora Cabaret Hoover) presentada en el Festival Expresiones Neoclásicas 2011; en 2012 mostró Placeres de Acetato en el mismo Festival. Hoy día trabaja en un dueto que está en proceso, y con el Ballet Juvenil Tempo presentará en noviembre una pieza en la que desarrolla el tema de los Shinigamis (dioses de la muerte en la mitología japonesa).

Para EntrEnsayos, Roberth nos habla de su rutina y algunas costumbres como bailarín, esperamos que en el futuro nos converse desde sus geniales ideas, como el coreógrafo que aspira ser.

Roberth en Herencias de Mariela Delgado en el BTC (2011) / Foto: Luis Corona

  • ¿Qué te motiva a levantarte de la cama todas las mañanas?
  • Siento que tengo una alegría interna que me hace despertar todas las mañanas y me lleva a compartir con mis compañeros, y bailar y aprender cosas nuevas.

  • ¿Por qué la danza?
  • Me topé con ella por casualidad y me gustó la sensación de libertad que tengo cuando estoy bailando, eso fue lo que me atrapó.

  • Al mencionar que eres bailarín, ¿qué respuesta recibes?
  • Siempre me dicen cosas como “¿y a ti te pagan por eso?” o “¿y eso es un trabajo?”.

  • ¿Algo que no puedas dejar de hacer antes de salir a bailar?
  • Me gusta sentir que estoy sudado, con el cuerpo caliente y las manos llenas de perrubia. Y no puedo sentirme nervioso.

  • Si tuvieras la opción de bailar cualquier pieza del repertorio mundial, ¿cuál escogerías?
  • Onqotô del Grupo Corpo (compañía de danza contemporánea de Brasil).

  • ¿Qué serías si no fueras bailarín?
  • No sé, no tengo idea, creo que estaría en las calles (risas). Si no fuera bailarín, no sé que haría, de hecho antes de empezar a bailar, no hacía nada, fue por casualidad que me invitaron a hacer clase (de ballet) y me metí. Desde entonces me quedé bailando. (Se queda pensando y continúa) Me gusta mucho el cine, quizá lo estudiaría para crear videodanza.

  • ¿Tienes alguna habilidad que pocos conocen de ti?
  • Creo que muchas personas me conocen muy bien como soy, la mayoría de quienes me conocen saben lo que soy y lo que puedo hacer.

  • ¿Cuáles son tus pasatiempos?
  • Leer, jugar Play Station y ver películas.

  • Si pudieras invitar a cenar a cinco personas famosas vivas o muertas, ¿a quién invitarías?
  • Janis Joplin, Amy Winehouse, Ella Fitzgerald, Billie Holiday y Freddy Mercury.

    Placeres de Acetato (2012) coreografía de Roberth Aramburo / Foto: Luis Corona

  • ¿Cuál es tu lugar favorito de Venezuela?
  • El patio de mi casa en Margarita.

  • ¿Cuál fue la última película que viste y el último libro que leíste?
  • La última película fue Ni tan lejos, ni tan cerca con Tom Hanks –y Sandra Bullock que actúa malísimo- y me estoy leyendo ahora Rosas para Apolo de Joachim Fernau, que trata sobre la historia griega.

  • ¿Qué te inspira?
  • La cotidianidad, la vida diaria. Para mis coreografías, me inspiro del día a día, de la rutina. Para bailar, me inspiro con lo que la pieza me haga sentir.

  • ¿Qué te molesta?
  • Que la gente no tenga sentido común.

  • ¿Qué te levanta el ánimo?
  • Pan con Nutella.

  • ¿Qué prefieres hacer después de una función?
  • Ir a comer o irme a mi casa a descansar.

  • ¿Qué prefieres hacer en vacaciones, libre de temporada?
  • Irme a mi casa en Margarita o viajar solo y conocer diferentes lugares. Me gusta la playa, pero a veces prefiero solo quedarme en casa.

  • ¿Cuál es tu próximo proyecto?
  • Por los momentos seguir bailando, pero quiero continuar montando coreografías y sacarle todo el provecho. Tengo el trabajo de los Shinigamis que lo estrenaré en noviembre, más el dueto que estoy montando que espero estrenarlo el año que viene. También me gustaría, más adelante, estudiar cine y crear videodanzas.

    Agregamos un video del Grupo Corpo de Brasil, danzado un fragmento de Onqotô.

    This entry was posted on viernes, septiembre 14th, 2012 at 4:12 am and is filed under EntrEnsayos. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed or trackback from your own site. Both comments and pings are currently closed.